lunes, 29 de febrero de 2016

NUESTRO CUENTO DEL MONSTRUO DE COLORES

El Monstruo de colores nos ha estado acompañando durante casi dos meses. Nos ha enseñado emociones que ya conocíamos pero de las que no solemos hablar o expresar oralmente ante los demás. Aún son muy pequeños para controlar el miedo o la rabia, la alegría la demuestran con gran efusividad y entusiasmo y la calma en 3 años suele durar mas bien poco. Pero así se comienza, reconociendo sensaciones y sentimientos y expresando emociones, y es que hablar de lo que nos pone tristes, nos enfada o nos da miedo no es nada fácil y con este proyecto hemos pretendido que sea natural  hablar del amor, la ira, la tristeza... tanto en clase como en la familia.
Durante la semana anterior hemos realizado un libro entre todos para que así nos quedara un recuerdo en nuestra biblioteca de aula de nuestro querido Monstruo. Cada peque ha elegido una emoción y la han decorado según su color, individualmente o por parejas. Lo divertido del cuento es que ellos mismos son los protagonistas.



 La seño durante Semana Blanca se ha encargado de montarlo y plastificarlo y, aunque ellos aún no han visto el resultado, hasta mañana que volvemos de las vacaciones, quería compartirlo con vosotros.

viernes, 19 de febrero de 2016

LA RABIA Y EL MIEDO

Continuamos conociendo las emociones. Hace una semana nos centramos en el rosa del AMOR (aprovechando San Valentín). Esta semana hemos dado paso a emociones más negativa: el rojo de la RABIA y el negro del MIEDO.
La rabia la hemos tratado a partir del cuento "Cuando estoy enfadado". Os dejo el vídeo contado por la estupenda cuentacuentos Beatriz Montero.


Tras comentar el cuento y compararlo con las vivencias de cada uno plasmamos sobre papel la rabia. Soplamos pintura roja sobre el papel.


Cuando nos invade la rabia gritamos, pataleamos y hasta podemos decir "palabrotas", incluso
podemos perder el control y hacer daño a quienes nos rodean. Tenemos que aprender a respirar
y tranquilizarnos.


El miedo, a pesar de ser negro, oscuro y misterioso atrae mucho a todos los peques.
Durante la asamblea todos dijeron algo que les daba miedo: arañas, vampiros, ruidos, fantasmas, cucarachas,... y siempre hago hincapié en que sus miedos están en nuestra imaginación y no existen.
Representamos el miedo, a través del monstruo de colores, y nos ha quedado bastante terrorífico.


Nuestro proyecto ya está llegando a su fin, pero no por eso dejaremos de trabajar las emociones en clase, seguiremos expresando cómo nos sentimos y por qué e iremos aprendiendo a controlar el miedo y el enfado.

FELIZ CUMPLEAÑOS

Hoy hemos celebrado el cumpleaños de Sergio que ya tiene 4 añitos. 
Todos/as hemos disfrutado con el desayuno que nos ha traído y su regalitos.


 ¡¡MUCHAS FELICIDADES SERGIO!!

domingo, 14 de febrero de 2016

"VASOS"? MEJOR EN EQUIPO

Hace unas semanas que disponemos en infantil de un montón de vasos de colores con los que les gusta construir grandes torres y apilarlos por colores.
El otro día un pequeño grupo de alumnos comenzaron a construir una torre lo más alta posible. Yo estuve observándoles todo el rato, captando algunas imágenes e intentando no interferir en el "juego".
Comenzaron haciendo la torre en medio de la alfombra y se les caía continuamente, así que uno de ellos tuvo la idea de apoyarla en pared para que no se cayera continuamente.

Algunos se unieron al juego aportando más vasos.
Casi lo consiguen  pero no llegaban tan alto para colocar los
vasos que quedaban y finalmente la torre se cayó.

Entonces se les ocurrió traer sillas para llegar más alto y al mismo tiempo sujetarla.

¡ Guau !, ahora si que han llegado muy alto. Tan alto que algunos peques
se acercan a observar y se animan a participar.
Pero llega un momento que la seño tiene que ayudarles puesto que
con la silla ya no alcanzan.
Un nuevo reto: ¿ Y si ponemos los vasos boca abajo ?, ¿qué ocurrirá?...

Pues así se sustenta mejor la torre, aunque se tambalea bastante, así que comienzan
a colocar sillas en la base de la torre para ayudar a que se mantenga.

Es tan alta (la seño les ha echado una mano) que tienen que sujetarla entre varios compañeros
para que no se caiga. Los demás se quedan sorprendidos.
¡¡ Lo conseguimos !!
Aunque aún son muy pequeños, progresivamente empiezan a jugar en equipo de forma cada vez más autónoma y sin intervención del adulto. Están aprendiendo a respetarse, participar y trabajar de forma cooperativa, resolviendo conflictos para conseguir un mismo objetivo (en este caso una torre).

EL VERDE Y LA CALMA

La alegria (amarillo) y la tristeza (azul) son emociones que ya conocemos muy bien. Esta semana hemos trabajado la calma, algo que venimos haciendo desde hace bastante tiempo.
Primero creamos nuestro monstruo verde porque está muy tranquilo.


Y luego nos calmamos nosotros, sobre todo después del recreo que llegamos algo inquietos. Por parejas y una música relajante de fondo, seguimos las indicaciones de la seño y "paseamos" la pelota por nuestra pareja muy suavemente, haciendo circulitos o pequeños saltitos.

No todos se relajan por igual: unos tienen demasiadas cosquillas, a otros les cuesta controlar la pelota y se les escapa y
otros cierran su ojitos y se dejan llevar por las sensaciones.
Una vez relajados nos sentimos mejor y más tranquilos, aunque no por mucho tiempo :))

CARNAVAL 2016

Este viernes todos los peques de infantil han celebrado el carnaval en el cole. 
Un día muy especial para los niños y niñas que, por unas horas, se convierten en superhéroes, princesas, personajes de cuentos, indios, caballeros, ninjas, piratas y muchos más, llenando nuestras aulas de ilusión y fantasía.

Así de guapísimas/os venían mis peques.

domingo, 7 de febrero de 2016

MÚSICA DE COLORES

Desde que comenzamos hace dos semanas a trabajar las emociones nos hemos centrado en la expresión y los gestos de la cara  y en aquellas situaciones que nos hacen sentir una u otra emoción.
Pero también hay elementos de nuestro entorno que pueden hacernos sentir emociones sin que nosotros seamos los protagonistas en ese momento, como una película que nos hace llorar, un cuento que nos hace soñar, una melodía que nos invita a bailar...

Si le preguntas a los peques de infantil "¿de qué color es la música?" quizás no sepan contestar, algunos dirán que no tiene color y otros que sí... Digan que "sí" o que "no", en cuanto comenzamos con las audiciones que les había preparado, todos asociaron cada canción a un color de forma inmediata: - Esa es de miedo seño.... esta es alegre, amarilla.... esa es "tranquila".... esa canción está "llorando"...

Las audiciones fueron acompañadas de gestos, bailes, expresión corporal,... lo pasamos muy bien aunque no pude captar imágenes de la actividad. Todos llegaron a una conclusión: "la música o canciones amarillas son las mejores".
Pinchando sobre la imagen de arriba podrás descargarte las canciones que yo utilicé. En el blog El aula de Elena  también podéis encontrar una amplia selección de canciones y melodías para cada una de las emociones del libro "Emocionario".

El viernes unimos música y creatividad en un rincón de la clase. Un gran papel continuo pegado en la pared, ceras blandas, tizas, rotuladores, siluetas de cartón (corazones, nubes, círculos,..), pegamento y pintura. De fondo música que iba cambiando de "amarilla" a "negra", de "azul a verde" ... 
Antes de comenzar recordamos el cuento, pero fijándonos con detenimiento en las ilustraciones y sus detalles. Luego les dije que podían utilizar y dibujar lo que quisieran, tenían libertad para dar rienda suelta a su imaginación, creatividad y a sus ganas de "experimentar" con todo a la vez.


Fue muy interesante observar y disfrutar de todo el proceso: sus reacciones ante los cambios de música, la utilización de los recursos y del espacio, la resolución de conflictos y problemas que surgían sobre la marcha, las conversaciones e interacciones entre ellos. Tengo que señalar que la pintura no la puse hasta transcurrido un ratito ya que la mayoría no pueden resistirse a ella y quería que utilizaran lo otros recursos antes. La seño procuró intervenir lo menos posible.

Al final unos pocos no pudieron resistirse a la "música amarilla" y se fueron a bailar y saltar. Otros continuaron durante un buen rato dando rienda suelta a su imaginación.

Pronto repetiremos la experiencia pero con algunas variantes. 

Feliz semana

LOS BOTES DE LAS EMOCIONES

Esta semana hemos continuado conociendo un poco mejor a nuestro nuevo amigo "El monstruo de colores". 
Hemos observado e identificado las emociones a través de diferentes imágenes, así aprendemos a identificarlas con mayor claridad a través de la expresiones faciales y gestos del propio cuerpo. 

La mayoría supieron identificar la alegría, tristeza, calma, rabia y miedo sin problema. El amor lo llamaban "están contentos". Incluso descubrieron una imagen que reflejaba el asco y la sorpresa.
En un gran bote amarillo, color de la alegría, escribieron aquello que les hacía felices: montar en la moto con papá, ir al parque, jugar, mamá y papá... Cuando estamos contentos y felices nos sentimos bien por dentro, es como el sol cuando brilla y nos da su luz y calor, y así lo hemos representado.


La tristeza, el azul, es una emoción que los peques conocen muy bien especialmente durante los primeros días de cole cuando mami nos dejaba en clase, cuando un compañero no quiere jugar con nosotros o la seño nos regaña... y que asocian a "llorar". La hemos representado dibujando al monstruo de color azul entre un montón de lágrimas.


Entre tantas emociones la seño pensó en que hicieran los botes de la calma, idea que vi por la red.
Primero hice yo uno de prueba y se lo mostré y les propuse hacer dos botes más entre todos. Se sentaron muy atentos y repartimos los ingredientes: agua, cola transparente, purpurinas, colorante, botes vacios y cucharas para remover. Cada cual se encargó de una fase del "experimento". Todos estaban expectantes y muy atentos .


El resultado fue de lo más "brillante", entre purpurinas y estrellas de colores que brillan y giran sin parar.


Al final tenemos 4 botes: azul, rojo, verde y amarillo, cada uno representa una emoción. Cuando lo agitamos, la purpurina que se mueve sin parar, representa la emoción en su momento álgido y a medida que la purpurina va cayendo y parándose, la emoción va disminuyendo de intensidad, se va calmando. Algunos peques cogieron los botes y se montaron su propia "pelicula" simulando la emoción de cada bote a través del juego simbólico, sus gestos y voz. 
Poco a poco vamos pasando de identificarlas en los demás a reconocerlas en nosotros mismos y expresar lo que sentimos y, lo más difícil de todo, saber gestionarlas adecuadamente. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...