domingo, 6 de noviembre de 2016

DIBUJAMOS EN PAREJAS II

La actividad por parejas que hicimos semanas atrás sobre el trabajo cooperativo les gustó bastante a algunos niños de la clase y me la han demandado en varias ocasiones. 
Aprovechando la temática de Halloween la seño les propuso: - ¿Y si dibujamos un monstruo por parejas?. Todos dijeron que sí pero lo que no sabían es que lo iban a dibujar con un solo rotulador. - Seño, con un rotulador sólo puede dibujar uno, necesitamos dos. 
- Y ¿ qué podemos hacer chicos ?. 
- Compartirlo, se escuchó al fondo.
Se emparejaron ellos solitos, les puse en la mesa una gran hoja de papel y un rotulador y comenzaron.
En teoría deberían haberse puesto de acuerdo en qué iban a dibujar pero en la realidad uno comenzaba, le daba el rotulador al compi cuando él creía oportuno y éste continuaba por donde le parecía. El problema surgía cuando el tiempo de espera para coger el rotulador era demasiado largo y permanecian pasivos esperando o me miraban a mi buscando ayuda. Yo intenté interverir lo menos posible aunque me resultó difícil, más bien les orientaba y les decía que  debían  pedirselo al compañero.
En la teoría parece fácil, en la práctica y a estas edades es muy complicado ponerse de acuerdo, compartir y esperar. 
Unas parejas funcionaron muy bien desde el principio y otras tardaron más en funcionar, y es que cuando uno comenzaba a dibujar no podía parar. 

Hugo y Dennys fueron una de las parejas que trabajaron muy bien juntos y disfrutaron de la actividad desde el principio.

Mientras los observaba me di cuenta de que el tema del rotulador ya lo dominaban y habíamos pasado de los conflictos iniciales a compartir con mayor o menor agrado. Pero  ¿ y si ponemos pintura que tanto les gusta y un sólo pincel?. Les propuse si querían pintar su monstruo y todos gritaron que sí. Tenían que elegir un color por pareja, aunque esto no fue difícil puesto que ahora están en la fase rosa o azul y no dio pie a polémica entre ellos. El problema surgió cuando les daba el pincel ¿quién empieza?.... 

Hubo parejas que funcionaron estupendamente  tanto con rotulador como con pincel y supieron gestionar los conflictos y  esperar.

A algunas parejas les resultó más complicado, y es que la pintura es muy apetecible
y en cuanto empiezan a pintar no pueden parar.
Los miembros de la pareja más dominantes tenían que controlar sus impulsos y ceder al
compañero el pincel un periodo de tiempo razonable. Los otros tenían que pedir de forma educada
 su derecho a pintar trabajando así la asertividad.

Para ser la primera vez que hacemos una actividad de este tipo no ha estado mal, aunque la seño ha tenido que intervenir más de lo que le hubiera gustado. En próximas sesiones iremos avanzando y complicando un poquito más.

3 comentarios:

  1. Les han quedado fantásticos, Eva. Muy buena idea y muy buen trabajo. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena!!! estoy deseando ver más sesiones de trabajo cooperativo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...